Chat

Declaraciones nutricionales

Vegetariano
El producto no contiene en su composición ningún tipo de carne o pescado (puede contener huevo, lácteos o miel).
Vegano
El producto no contiene ningún componente de origen animal.
Gourmet
El producto cuyas principales cualidades lo convierten en un alimento selecto.
Sin grasa
El producto no contiene más de 3g de grasa por 100g en el caso de los sólidos o 1,5g de grasa por 100ml en el caso de los líquidos.
Fuente de fibra
El producto contiene como mínimo 3g de fibra por 100g o, como mínimo, 1,5g de fibra por 100kcal.
Alto contenido de proteínas
Las proteínas aportan como mínimo el 20% del valor energético del alimento.
Sin azúcares
El producto no contiene más de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
Sin sal
El producto no contiene más de 0,005g de sodio, o el valor equivalente de sal, por 100g.

Intolerancias

Sin altramuces
Sin apio
Sin crustáceos
Sin frutos con cáscara
Sin frutos secos
Sin gluten
Sin huevo
Sin lactosa
Sin moluscos
Sin mostaza
Sin pescado
Sin sésamo
Sin soja
Sin sulfatos y sulfitos

Marcas

Algamar
Artemis
Ayurveda
Lima
Mouse hill

Especias ecológicas

Las especias ecológicas son la mejor manera de condimentar la comida ya que le dan un plus de sabor a tus platos y son saludables. En Merkabio ponemos a tu disposición las mejores especias naturales: pimienta, cilantro, cúrcuma, jengibre, pimentón, ajo, clavo, albahaca, romero, tomillo, orégano y ¡Muchas más! ¡No te las pierdas!

Las especias ecológicas son las de antaño, aquellas que nuestros abuelos cultivaban en sus propias casas, de forma totalmente natural, sin el uso de pesticidas, herbicidas, o productos químicos que han obtenido el sello de certificado ecológico.

El secreto está en la forma de cultivar estas especias, directamente con métodos tradicionales y a la antigua usanza, usando única y exclusivamente, productos 100% naturales.

Destaca su aroma inconfundible y el sabor tan genuino y natural que consigue dar a nuestros platos. Otro beneficio que aportan estas especias es que al ser naturales y no contener ningún resto químico, son más sanas, evitan posibles alergias y hacen más fácil la digestión de los platos.

También poseen cualidades antioxidantes y antiinflamatorias. Por último, las especias ecológicas pueden ser usadas como conservantes naturales de algunos alimentos.

Al ser productos 100% naturales y ecológicos, consiguen realzar el sabor notablemente, e incluso pueden llegar a transformar por completo un plato sencillo en una delicatessen.

¿Dónde comprar especias ecológicas?

En la actualidad, y tras años de concienciación en la necesidad de volver a los alimentos ecológicos y saludables, empiezan a aparecer estos productos en las tiendas y supermercados. Pero si lo que buscas es calidad, el supermercado online de Merkabio te lo pone fácil.

Con nuestra selección de especias 100% naturales sorprenderás a tus invitados con un sabor único. ¡Te encantarán nuestras especias ecológicas!

  • Ajo ecológico

El ajo ecológico se cultiva siguiendo rigurosos estándares según los cuales se prioriza la calidad por encima de la cantidad. Así, a diferencia de los otros ajos que nos podemos encontrar en el mercado, con el ajo ecológico no se utilizan pesticidas ni herbicidas sino únicamente abonos de origen orgánico. De esta manera, el producto resultante es natural y de una calidad superior. Además, presenta un aspecto distinto que es fácilmente identificable por su cabeza de forma irregular.

Beneficios del ajo

El consumo del ajo se remonta a varios siglos atrás. Usado por muchas culturas alrededor del mundo, este producto ha sido considerado desde siempre un superalimento debido a su gran eficacia para tratar múltiples dolencias y a su capacidad para prevenir serios problemas de salud.

Uno de sus grandes beneficios es que funciona como un potente antibiótico y antimicrobiano natural gracias a uno de sus componentes: la alicina. Es por ello que cada vez más personas lo consumen crudo para prevenir infecciones y protegerse frente a diversas enfermedades.

Propiedades curativas del ajo

Además de funcionar como un método de prevención natural, el ajo puede llegar a combatir enfermedades tales como el resfriado o diversos problemas inflamatorios. Por otro lado, ejerce una acción vasodilatadora, por lo que incide positivamente en la circulación de la sangre.

También es muy recomendable para las personas diabéticas, ya que regula los niveles de insulina en sangre. Asimismo, sus antioxidantes lo convierten en un alimento perfecto para prevenir enfermedades como el Alzheimer o la demencia.

De todos modos, el ajo no solo ofrece beneficios a nivel físico sino también mental, ya que muchos estudios afirman que aumenta el nivel de serotonina, ayudando a combatir la depresión y el estrés.

Si queremos conservar los ajos en casa, es importante conocer una serie de sencillas pautas. Para que duren frescos más tiempo, es recomendable mantenerlos en su ristra sin separar y almacenarlos en un lugar seco y con ventilación. Otro método para preservarlos es pelar los dientes, guardarlos dentro de un tarro de cristal, cubrirlos con aceite y meterlos en la nevera.

  • Canela ecológica

Los productos ecológicos están cada vez más presentes en nuestras cocinas gracias a que hemos adquirido una mayor conciencia por nuestro bienestar y el del medioambiente. La canela ecológica es un buen ejemplo de esto y, si te gusta esta especia, no deberías dudar en incluirla en tu despensa.

La canela ecológica es una especia aromática que se obtiene mediante una agricultura natural y orgánica cuyos procesos de cultivo presentan un fuerte compromiso con la conservación del medio ambiente. Esto implica que se prescinde del uso de pesticidas y otras sustancias químicas, de modo que el producto obtenido ofrece una gran calidad y muchas garantías.

La canela ecológica aporta múltiples beneficios a nuestra dieta y a nuestra salud. Así, además de conferir un sabor extraordinario a nuestros platos ayuda a nuestro organismo. Esto se debe a que la canela tiene un elevado contenido en antioxidantes, vitaminas (como la B1 y la C) y minerales como el potasio, el hierro, el calcio y el fósforo).

No solo no hay problema en tomar canela todos los días, sino que es una buena idea hacerlo teniendo en cuenta la gran cantidad de propiedades que posee y los múltiples beneficios que aporta a la salud. Si te gusta, no lo dudes e incorpórala a tu dieta. Tu organismo lo agradecerá.

Las propiedades medicinales de la canela son estupendas para la salud. Incorporarla a nuestros platos es una buena forma de tratar problemas respiratorios y episodios de resfriados o bronquitis. Además, favorece la digestión, regula los niveles de glucosa, contribuye a disminuir el colesterol, mejora la circulación de la sangre y es una buena fuente de energía.

  • Cúrcuma ecológica

La cúrcuma proporciona un sabor y un aroma especial a tus platos. Su uso es muy habitual y está muy extendido en diferentes gastronomías del mundo. Además de sus usos culinarios, tiene propiedades que son beneficiosas para la salud.

La cúrcuma es una planta perenne originaria del sudeste asiático y de Polinesia. Su parte comestible es el rizoma, una raíz gruesa de color anaranjado que posee un aroma muy característico. Cuando su proceso de cultivo ha estado exento de pesticidas y herbicidas y ha sido respetuoso con el medio ambiente, hablamos de cúrcuma ecológica. Esta opción es mucho más natural y saludable. Habitualmente se consume en polvo.

Propiedades de la cúrcuma en polvo

La cúrcuma en polvo tiene muchas propiedades digestivas, de modo que ayuda en la mejora de la dispepsia, la gastritis y la inapetencia y alivia el exceso de gases. También calma los cólicos y suaviza los síntomas de afecciones hepáticas y biliares. Asimismo, tiene propiedades antiinflamatorias, con lo cual alivia los dolores de la artritis y el reuma.

Por otra parte, es buena para tratar afecciones del sistema nervioso porque reduce los niveles de estrés y aumenta los niveles de serotonina. Por último, actúa sobre el sistema inmunitario y cardiovascular, previene enfermedades cardiacas, controla el colesterol de forma natural y tiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas.

Para saber cómo cultivar la cúrcuma es necesario conocer su lugar de origen. Esta raíz procede de países con climas cálidos y muy húmedos, por lo que demanda temperaturas de entre 20 y 30°C. Los suelos en los que se planta deben tener un alto contenido en materia orgánica y deben ser de naturaleza arcillosa porque conservan mejor la humedad.

No obstante, es necesario evitar el encharcamiento. La iluminación es un punto clave para el engrosamiento de la raíz, por lo que debe cultivarse en zonas muy luminosas.

La cúrcuma puede utilizarse como colorante alimentario natural debido a su color amarillo anaranjado, de modo que puede ser un buen sustituto del azafrán. Además, proporciona un sabor muy especial a los alimentos, así que es perfecto para preparar platos como el curry.

También es ideal para añadir a las lentejas guisadas o al queso en crema y darle un toque especial. Por último, si se añade a los rebozados les dará un aspecto dorado muy apetecible.

  • Jengibre ecológico

El jengibre tiene su origen en Asia, aunque su uso se ha extendido a todos los continentes. Tiene múltiples usos culinarios y medicinales, además puede encontrarse en distintos formatos. El jengibre ecológico es un alimento de una calidad superior porque ha sido obtenido a partir de cultivos libres de pesticidas, tóxicos y otros compuestos que pueden resultar nocivos. De este modo, conserva todos sus componentes y propiedades, lo que proporciona importantes beneficios para el organismo.

Propiedades del jengibre

El jengibre contiene polifenoles, aceites esenciales, fenilalcanonas y multitud de minerales que lo hacen ideal para prevenir enfermedades. Sus propiedades antioxidantes pueden disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, como el alzhéimer. De hecho, neutraliza los radicales libres producidos por los agentes tóxicos que están presentes en nuestro organismo.

Además, el jengibre también puede ayudar a disminuir el envejecimiento celular prematuro, causante de la aparición de arrugas en la piel. Por otro lado, este alimento puede reforzar el sistema inmunitario. También es habitual su utilización a la hora de prevenir el resfriado común o la gripe.

Asimismo, puede ayudar a calmar el dolor muscular, articular o generalizado, gracias a su poder antiinflamatorio. Por último, el jengibre ecológico es eficaz para luchar contra las náuseas, los vómitos y las diarreas. De hecho, es muy recomendable para mujeres embarazadas o personas que siguen un tratamiento con quimioterapia durante el cáncer.

¿Cómo consumir el jengibre?

El jengibre se puede preparar en batidos e infusiones o como condimento en las comidas. Tiene un suave sabor picante muy característico, por lo que ayuda a resaltar el sabor de muchas recetas. Comúnmente, se utiliza para preparar el conocido té de jengibre, que se elabora a partir de un trozo de la raíz.

Si es molido, se puede añadir a otras infusiones, a batidos o a zumos. También puede acompañar a macedonias de frutas. En lo que respecta a las comidas, puede agregarse como aderezo a distintas ensaladas. También puede usarse en platos con carne, recetas de arroz o de pescados y mariscos. Incluso se utiliza para repostería, como, por ejemplo, en la elaboración de galletas.

  • Pimentón ecológico

Si quieres seguir una alimentación sana y orgánica, debes cuidar todos los detalles, de modo que tienes que prestar atención también a los condimentos que usas. Teniendo en cuenta que el pimentón es uno de los ingredientes más utilizados en nuestro país, hay que pensar que es muy importante elegir uno de gran calidad. Una buena forma de garantizar esto es optar por un pimentón de producción ecológica, cuyo sabor y propiedades son mejores.

El pimentón es un condimento que se consigue triturando y pulverizando pimientos secos. Así, en función de las características del ejemplar que se muele y del proceso de elaboración, el pimentón puede ser dulce, picante o agridulce (también denominado ocal).

Si elegimos un pimentón ecológico, nos estaremos asegurando de que las materias primas utilizadas para producirlo han sido cultivadas bajo las normas de la agricultura ecológica, sin abonos químicos, pesticidas u otras sustancias perjudiciales.

Propiedades del pimentón

El pimentón es un condimento muy rico y con numerosas propiedades. Por ejemplo, tiene mucha fibra y, prácticamente, no lleva nada de grasa, por lo que es compatible con las dietas de adelgazamiento. Además, es muy rico en vitamina C y también cuenta con vitaminas A, E, B2, B3 y B6. En él abundan los minerales, como el hierro, el fósforo y el magnesio. También contiene ácido fólico, carotenos y beta carotenos.

Beneficios del pimentón

El pimentón, además de dar sabor y color a los platos, tiene un gran número de efectos beneficiosos en el organismo. Para comenzar, refuerza los sistemas inmunológico y nervioso. Además, tiene potentes efectos antioxidantes.

También posee un notable efecto analgésico, lo que lo convierte en un gran aliado para combatir los síntomas de dolencias como el reuma. Asimismo, su consumo está especialmente indicado en personas que padecen anemia, puesto que es rico en hierro. Por último, estimula el crecimiento del cabello y de las uñas.

Tipos de pimentón

El pimentón se clasifica, sobre todo, por su sabor. Puede ser picante, dulce o agridulce. Esto depende del pimiento que se emplee para secar y moler. Los ejemplares más utilizados son los ñoras, los morrones, los picantes, los italianos y los choriceros.

En España, hay dos grandes zonas productoras: La Vera, en Extremadura, donde el pimentón tiene un notable toque ahumado; y Murcia, donde se utiliza el pimiento ‘bola’. Estas dos regiones son las únicas con Denominación de Origen para el pimentón.

  • Salvia ecológica

Hay muchas plantas en la naturaleza que poseen propiedades curativas y medicinales, que pueden ser incorporadas a nuestro día a día de muchas formas diferentes, por ejemplo, a través de los alimentos. La salvia es una buena muestra de esto. Recurrir a esta hierba puede tener consecuencias muy positivas para nuestra salud.

La salvia ecológica es muy conocida por tratarse de una planta medicinal del género de las lamiáceas. Crece en sitios rocosos y mohosos, especialmente en la Cuenca del Mediterráneo, en Suramérica y en Asia. Puede ser recolectada desde la primavera hasta el verano.

Cuando se cultiva mediante los procedimientos de la agricultura ecológica, se obtiene un producto mucho más natural y saludable por estar exento del uso de pesticidas y herbicidas. Además, nos ofrece la garantía de que se ha respetado al medioambiente en todo momento.

Este vegetal es muy conocido por su eficacia para aliviar los sofocos y los síntomas característicos de la menopausia. Así, es un potente antisudorífico y un buen tonificante del sistema nervioso central. También destaca por calmar los dolores que a veces acompañan a la menstruación. Además, sus compuestos pueden ayudar a luchar contra las infecciones, aliviando la sintomatología propia de cada una de ellas.

Es eficaz, por ejemplo, para combatir el resfriado común o las afecciones bucofaríngeas, como la amigdalitis o la faringitis. Asimismo, es muy útil para facilitar la cicatrización. En procesos de pérdida de peso, puede convertirse en una aliada perfecta para reducir la hinchazón y mejorar las digestiones. De hecho, la salvia es un buen remedio contra las diarreas y los vómitos. También facilita las digestiones pesadas, y combate la acidez estomacal y el reflujo.

La salvia puede utilizarse molida para condimentar sopas, ensaladas o platos de carne y pescado. También puede usarse en la preparación de salsas. Asimismo, combina perfectamente con platos de verduras, a los que da un toque muy sabroso. Otra forma de consumirla es a través de infusiones, lo cual permite beneficiarse de sus propiedades mediante un preparado sencillo y cómodo.

  • Romero ecológico

Si queremos llevar una alimentación saludable pero no estamos dispuestos a renunciar al sabor, las especias son nuestras aliadas. La valorada gastronomía mediterránea se caracteriza por la utilización de una planta muy preciada, el romero, que, además, también tiene propiedades curativas y usos medicinales.

El rosmarinus officinalis, comúnmente llamado romero, es un arbusto mediterráneo que se enmarca dentro de la clasificación de las plantas aromáticas junto con el tomillo y la lavanda. De tallo leñoso, tiene abundantes hojas lineares muy aromáticas gracias a los compuestos volátiles que segregan para su protección.

El romero ecológico es el que ha sido cultivado en unas condiciones basadas en los propios ciclos vitales de la planta y sin utilizar productos químicos y sintéticos, de modo que es más saludable y respetuoso con el medio ambiente.

Propiedades del romero

El romero es una planta de la que se extraen muchos principios activos, principalmente de sus hojas y flores. De las primeras se obtiene un aceite esencial que tiene propiedades antiinflamatorias y que resulta muy útil para masajear zonas doloridas e inflamadas por la artrosis y el reuma. Por otro lado, la infusión de romero alivia la tos.

Asimismo, funciona como protector gástrico, para calmar espasmos intestinales y para proteger el hígado. Por último, tiene una gran capacidad antiséptica, de manera que puede ser utilizado para limpiar heridas y lesiones tópicas y ayudar a favorecer la cicatrización.

¿Para qué se utiliza el romero?

El romero es muy utilizado en la cocina, especialmente en las recetas propias de la gastronomía mediterránea. Se puede emplear fresco, añadiendo las hojas o tallos más tiernos directamente sobre la carne, el pescado y las verduras, o también se puede usar seco. Esta modalidad se conserva mucho mejor.

Del mismo modo, se introduce muchas veces en las botellas de aceite de oliva para darle un gusto más aromático a los aliños de ensaladas y verduras.

Este arbusto crece muy bien en terrenos calcáreos, pedregosos y secos. Se puede cultivar mediante semillas, o a través de plántulas o esquejes. No soporta bien los terrenos encharcados ni las heladas. Además, las plantas adultas no necesitan mucha agua.

  • Clavo especia

El clavo es una especia muy particular que se emplea, sobre todo, en Europa y en Asia. Además de utilizarse en la cocina para dar sabor a diferentes platos, infusiones y salsas, tiene también innumerables usos en la medicina tradicional asiática.

Es el botón floral seco de un árbol perenne de la familia de los mirtos. Las flores son recogidas antes de abrirse y secadas para obtener esta rica especia de fuerte sabor. Es muy utilizado y apreciado en la gastronomía de muchos países.

Clavo especia propiedades principales

El clavo especia tiene muchas propiedades que son beneficiosas para la salud. Así, posee efectos antibióticos, antiinflamatorios, anestésicos, analgésicos y antiespasmódicos. Además, contiene un compuesto anticoagulante, por lo que su consumo puede contribuir a mejorar las enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, consumir esta especia ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. El clavo proporciona también muchos compuestos y oligoelementos esenciales, como es el caso de las vitaminas K y B, el magnesio, el manganeso, el potasio y el calcio, además de ácidos grasos omega 3.

El clavo es una especia que no pasa desapercibida debido a su aroma y su intenso sabor caracterizado por un regusto picante final que no deja indiferente a nadie. Es uno de los componentes esenciales en salsas tan conocidas como la perrins o el ketchup.

También podemos utilizarlo en guisos y estofados o incluso en platos dulces como el bizcocho. Una de las recetas con clavo más conocida en el mundo, es el arroz biriyani, propio de la gastronomía hindú y que se usa habitualmente como guarnición en platos de pollo o cordero.

Se prepara tostando en una sartén los clavos junto con canela y laurel. Después, se incorporan a la sartén cebolla, tomate, cúrcuma, guisantes, cilantro, jengibre y ajo. Se añade el arroz y se cocina hasta que se evapore el agua.

Durante muchos años, el árbol del clavo se cultivó casi de manera exclusiva en las islas Molucas, sobre todo en Bacán, Makián, Ternate y Tidore. Después, su cultivo se extendió a Europa -sobre todo a Portugal, Francia, Holanda y Gran Bretaña- y a Oriente Medio. Siempre fue una especia muy valorada y demandada en diversos lugares del mundo, por eso, su uso ha ido extendiéndose cada vez más.

  • Albahaca orgánica

La albahaca es una planta de origen indio que tiene intensas cualidades aromáticas, diversos usos culinarios y múltiples propiedades medicinales. Al cultivarse de manera ecológica está libre de pesticidas y es respetuosa con el medioambiente. Además, es posible mantenerla y cuidarla en nuestra casa.

Beneficios de la albahaca

La albahaca contiene propiedades antibacterianas, antiespasmódicas, estimulantes, antiinflamatorias, sedantes, béquicas y galactógenas. Esta planta posee, además, flavonoides, que son un potente antioxidante. Entre sus múltiples usos se encuentran el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y la debilidad muscular.

Por otro lado, ayuda a combatir la fatiga mental y física. Asimismo, la albahaca contribuye a eliminar piedras o cálculos en el riñón y a activar el funcionamiento del intestino, facilita la buena digestión de los alimentos y alivia el dolor de estómago. Por otro lado, ayuda a mejorar las infecciones de las vías respiratorias y activa el sistema inmunitario.

Usos de la albahaca en la cocina ecológica

La albahaca tiene numerosos usos alimentarios y está muy presente en los platos más tradicionales de la cocina italiana. Su aroma la hace perfecta para acompañar verduras y hortalizas, sobre todo en el caso del tomate, ya sea en ensalada o en salsa. También combina muy bien con la berenjena, especialmente si va preparada al estilo parmesano.

Además, es el principal ingrediente de la deliciosa salsa pesto y pone la guinda perfecta a las pizzas más sabrosas. Esta planta aromática también queda perfecta en postres si la combinamos con algunas frutas como, por ejemplo, las fresas y el zumo de lima.

  • Mezcla de especias

Las especias tienen un uso muy extendido gracias a todo lo que pueden aportar a nuestros platos. Estos condimentos pueden cambiar por completo una receta, así que de su adecuada utilización va a depender que una comida esté más o menos sabrosa. Conocer bien las características de cada especia nos hará triunfar en la cocina.

Es un conjunto de especias que se combinan y complementan aportando un sabor único a los platos a los que se les añade. A veces, las mezclas de condimentos son características de un país y propias de una gastronomía concreta.

En estos casos, se suelen utilizar hierbas o plantas que se cultivan típicamente en las zonas donde se utilizan, por eso se asocia su sabor a una región concreta.

Hay infinidad de especias en el mercado y es importante saber elegir el condimento adecuado para cada alimento o elaboración que se quiera preparar. Dentro de la cocina mediterránea, nos encontramos especias como el romero, el tomillo, el ajo, la albahaca, la mejorana, el hinojo, el orégano y el laurel.

Algunos de estos condimentos son utilizados de forma conjunta, dando lugar lo que conocemos como “hierbas provenzales”, una mezcla muy utilizada en el adobo de carnes y pescados.

En lo que respecta, por ejemplo, a la valorada gastronomía india, se suelen usar especias como la cúrcuma, la pimienta, el jengibre, los granos de mostaza, el cilantro, el comino, el cardamomo, el clavo, el anís y la canela.

Suelen combinarse para proporcionar sabores intensos y sorprendentes a los platos. Por su parte, otras gastronomías, como la árabe, recurren al sésamo y al zumaque.

Para conseguir hacer platos deliciosos, es importante saber cómo utilizar las especias. Si se consumen frescas, deben ser usadas al poco tiempo de cortarlas. De hecho, si se va utilizar mucho una hierba en concreto se recomienda comprar la planta viva y mantenerla en casa.

No obstante, la mayoría de las especias se pueden encontrar secas. Lo más cómodo es tenerlas en botes herméticos, molidas o con los granos u hojas enteros para que no pierdan intensidad y aroma.

leer más

Hay 46 productos.

Mostrando 1-12 de 46 artículo(s)