Chat

Declaraciones nutricionales

Vegetariano
El producto no contiene en su composición ningún tipo de carne o pescado (puede contener huevo, lácteos o miel).
Vegano
El producto no contiene ningún componente de origen animal.
Gourmet
El producto cuyas principales cualidades lo convierten en un alimento selecto.
Sin grasa
El producto no contiene más de 3g de grasa por 100g en el caso de los sólidos o 1,5g de grasa por 100ml en el caso de los líquidos.
Fuente de fibra
El producto contiene como mínimo 3g de fibra por 100g o, como mínimo, 1,5g de fibra por 100kcal.
Alto contenido de proteínas
Las proteínas aportan como mínimo el 20% del valor energético del alimento.
Sin azúcares
El producto no contiene más de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
Sin sal
El producto no contiene más de 0,005g de sodio, o el valor equivalente de sal, por 100g.

Intolerancias

Sin altramuces
Sin apio
Sin crustáceos
Sin frutos con cáscara
Sin frutos secos
Sin gluten
Sin huevo
Sin lactosa
Sin moluscos
Sin mostaza
Sin pescado
Sin sésamo
Sin soja
Sin sulfatos y sulfitos

Marcas

Artemis
Danival
Drasanvi
Ecosana
Granero
Lima
Naturgreen
Nopaldiet

Sal ecológica

La sal se ha convertido hoy en día en un bien preciado y necesario en nuestras cocinas, en Merkabio puedes encontrar diferentes tipos de sal ecológica: la sal de romero si buscas un toque sabroso; la milenaria sal del Himalaya; la saludable sal sin refinar con un 0% sodio; la sal gruesa que dará un toque exquisito a las carnes; la sal fina si quieres dar un toque más natural a tus recetas; o si quieres dar un toque diferente podrás usar la sal marina con hierbas. ¡Elige la que más te guste!

Hay 32 productos.

Mostrando 1-12 de 32 artículo(s)

¿Qué es la sal ecológica?

Actualmente existen muchos rumores alrededor de la sal, sobre todo relacionados con sus beneficios e inconvenientes para la salud. Por ello, es útil saber qué tipo de sal es más o menos saludable.

En este sentido, la sal ecológica, al utilizar un método de extracción artesanal, hace que no se pierden componentes esenciales para nuestro metabolismo.

La sal ecológica es un tipo de sal cristalizada por la acción del sol, que no es refinada ni lavada, que carece de aditivos. Normalmente, se presenta unos cristales más gruesos que la sal convencional, que posteriormente son molidos para hacerla más fina.

¿Cuáles son las mejores sales para la salud?

Durante los últimos años, la sal del Himalaya se ha puesto muy de moda por su propiedades para nuestra salud. Saltó a la fama durante los años 90 asegurando contener los 84 elementos esenciales para el organismo y su uso se ha extendido no sólo al ámbito culinario, sino también a la cosmética o incluso a la fabricación de lámparas de sal del Himalaya.

Por su parte, la sal marina sin refinar, obtenida mediante la evaporación de agua de mar, también resulta muy saludable ya que contiene cloro, sodio, yodo, flúor y otros minerales esenciales para el organismo.

Ventajas de la sal orgánica

Son muchas las ventajas de la sal orgánica: ayuda a perder peso y reducir los niveles de colesterol, calma la piel irritada, combate calambres y algunos dolores musculares, o incluso puede usarse como un remedio casero para el dolor de muelas.

¿Para qué personas está indicada la sal ecológica?

Es recomendada para todo el mundo, aunque las personas que presentan las siguientes enfermedades pueden favorecerse especialmente de sus beneficios:

  • Diabéticos: Ayuda a reducir la necesidad de insulina para mantener los niveles de azúcar correctos en el cuerpo.
  • Asmáticos: Disminuye la producción de flemas, pudiendo respirar de nuevo con facilidad. Dicen que es igual de efectivo que un inhalador, si después de beberte un vaso de agua te rocías la lengua con sal marina.
  • Depresivos: La sal ayuda a preservar dos hormonas esenciales: la serotonina y la melatonina. Te ayudarán a sentirte, relajarte y dormir mejor por la noche.

Si quieres cuidar tu organismo consumiendo sal, no dudes en probar todos los tipos de sal ecológica que ofrece el supermercado online de Merkabio.

¡Sus beneficios te ayudarán en el día a día! Pero, recuerda, con moderación.