Chat

Filtro nutricional

  • Vegetariano
    El producto no contiene en su composición ningún tipo de carne o pescado (puede contener huevo, lácteos o miel).
  • Vegano
    El producto no contiene ningún componente de origen animal.
  • Gourmet
    El producto cuyas principales cualidades lo convierten en un alimento selecto.
  • Sin grasa
    El producto no contiene más de 3g de grasa por 100g en el caso de los sólidos o 1,5g de grasa por 100ml en el caso de los líquidos.
  • Fuente de fibra
    El producto contiene como mínimo 3g de fibra por 100g o, como mínimo, 1,5g de fibra por 100kcal.
  • Alto contenido de proteínas
    Las proteínas aportan como mínimo el 20% del valor energético del alimento.
  • Sin azúcares
    El producto no contiene más de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
  • Sin sal
    El producto no contiene más de 0,005g de sodio, o el valor equivalente de sal, por 100g.

Filtrar por marca

Embutidos veganos

En España, al igual que en muchos otros países, amamos los embutidos. Productos como el jamón, el chorizo, el lomo y el salchichón forman parte de nuestros desayunos, almuerzos, aperitivos y cenas. Cada vez hay más personas que deciden prescindir de los alimentos de origen animal. Para ellos existe una alternativa perfecta: los embutidos veganos.

¿Qué son los embutidos veganos?

Los embutidos veganos son versiones de los tradicionales productos cárnicos procesados elaborados con materias de origen vegetal, aunque recurriendo a las mismas especias.

Esto hace posible que su textura y sabor sean similares. De esta manera, los amantes de los salamis, los chorizos, las morcillas, los salchichones o la mortadela pueden encontrar versiones aptas para veganos mucho más saludables y con sabores increíblemente similares a los embutidos de origen animal.

¿Cómo se hacen los embutidos veganos?

El secreto para conseguir hacer embutidos vegetales con un sabor y una textura similares a los de los tradicionales es llevando a cabo un uso adecuado de las especias.

Aunque cada uno de los embutidos veganos tiene su propia receta, hay una serie de ingredientes que están presentes en todas las variedades como, por ejemplo, las aceitunas, la pimienta negra, el pimentón o la nuez moscada.

La mortadela vegana, por ejemplo, se hace con alubias blancas, agua, aceitunas, colorante natural de remolacha y especias como la sal, la pimienta negra, el tomillo y el ajo en polvo. En cuanto al chorizo vegano, se elabora a base de gluten, salsa de soja, pimentón dulce o picante, guindillas, ajo en polvo, arroz hervido y pan rallado.

¿Qué tipos de embutidos veganos existen?

La mayoría de los embutidos tradicionales tiene sus versiones veganas. Entre ellos, podemos mencionar el chorizo vegano picante, el chorizo de calabaza, el jamón ahumado, la morcilla, el fuet o el salami, entre otros. Cada uno de estos productos tiene su propio método de elaboración a base de distintos ingredientes vegetales y especias.

Ventajas de los embutidos veganos frente a los tradicionales

El consumo habitual de embutidos tradicionales está desaconsejado debido a los altos niveles de grasas que contienen, los cuales comprometen seriamente la salud cardiovascular.

Además, al estar hechos mediante carnes procesadas, suponen también un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades graves como el cáncer. En cambio, los embutidos veganos, al estar elaborados a base de ingredientes de origen vegetal, son, además de deliciosos, perfectamente compatibles con una alimentación saludable.

¿Dónde comprar embutidos veganos de calidad?


Los embutidos veganos pueden adquirirse en tiendas especializadas como el supermercado online de Merkabio, donde podemos encontrar una amplia variedad de salamis, chorizos, salchichones, jamones o morcillas vegetales. Además, tenemos la opción de hacer la compra online y de recibirla en nuestra propia casa.