Chat

Filtro nutricional

  • Vegetariano
    El producto no contiene en su composición ningún tipo de carne o pescado (puede contener huevo, lácteos o miel).
  • Vegano
    El producto no contiene ningún componente de origen animal.
  • Gourmet
    El producto cuyas principales cualidades lo convierten en un alimento selecto.
  • Sin grasa
    El producto no contiene más de 3g de grasa por 100g en el caso de los sólidos o 1,5g de grasa por 100ml en el caso de los líquidos.
  • Fuente de fibra
    El producto contiene como mínimo 3g de fibra por 100g o, como mínimo, 1,5g de fibra por 100kcal.
  • Alto contenido de proteínas
    Las proteínas aportan como mínimo el 20% del valor energético del alimento.
  • Sin azúcares
    El producto no contiene más de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
  • Sin sal
    El producto no contiene más de 0,005g de sodio, o el valor equivalente de sal, por 100g.

Mermelada ecológica

La mermelada ecológica es un complemento delicioso y perfecto para el desayuno y la merienda. Sirve para elaborar postres, enriquecer yogures o incluso como acompañante de algunas carnes. En Merkabio disponemos de una amplia variedad de mermeladas ecológicas: de arándanos, de higos, de naranja amarga, de cereza, de membrillo, de tomate, sin sacarosa… ¿Cuál quieres probar? ¡No te las puedes perder!

Hay 18 productos.

Mostrando 1-18 de 18 artículo(s)

¿Qué es la mermelada ecológica?

La mermelada ecológica es un producto elaborado con ingredientes procedentes exclusivamente de la agricultura ecológica. Es decir, la fruta, el azúcar y cualquier otro componente deben proceder de agricultores certificados. Así, al elegir esta mermelada, el consumidor se asegura de evitar cualquier toxina o contaminante mientras apoya un modelo de vida sostenible.

¿Como se hace la mermelada?

La mermelada se hace con frutas enteras troceadas que se cuecen con idéntica proporción de endulzante, generalmente azúcar. Al superar los 105 ºC, el ácido y la pectina de la fruta reaccionan generando la mezcla consistente que denominamos mermelada.

Si queremos ir más allá, la legislación española estipula que, para que se pueda llamar así, el producto debe contener como mínimo un 30 % de fruta. Si tienen más del 50 %, son mermeladas extra.

¿De qué frutas se puede hacer mermelada?

En realidad, como hemos visto, para que la mermelada cuaje hace falta que la fruta tenga pectina, una sustancia natural que, al contacto con el agua, forma un gel que da consistencia a la mermelada.

Muchas frutas contienen este elemento: manzanas, peras, cítricos, muchas bayas, melocotones, albaricoques, higos, membrillos, etc. También se pueden utilizar frutas que no tienen pectina, como la fresa o la frambuesa. En estos casos, las recetas caseras utilizan un poco de zumo de limón para aportar la pectina. O también se puede comprar esta sustancia y añadirla.

¿Qué diferencia hay entre confitura y mermelada?

Para no confundirse, conviene conocer la diferencia entre confitura y mermelada. Así, para la mermelada se requiere el uso de fruta entera, en su justo grado de maduración e incluyendo las pieles.

Por su parte, la confitura se elabora con puré de fruta, que es una mezcla gelatinosa compuesta de azúcares, agua y pulpa o puré de fruta. En estos casos, se exige un mínimo del 35% de fruta en la composición para que se pueda denominar confitura.

Beneficios de la mermelada ecológica

La mermelada ecológica, como el resto de productos certificados por los consejos reguladores de la agricultura ecológica, ofrece sobre todo seguridad alimentaria. Además, contiene más nutrientes y tiene mejor sabor. De paso, se contribuye a defender el medio ambiente y a hacer sostenible esta agricultura.

¿Dónde puedo comprar las mejores mermeladas ecológicas del mercado?

La mejor forma de comprar mermeladas ecológicas es recurrir a plataformas online, como el supermercado ecológico de Merkabio. Donde podrás comparar precios, características y tipos de mermeladas con total comodidad.

¡Pruébalas en tus desayunos ecológicos!