Chat

Filtro nutricional

  • Vegetariano
    El producto no contiene en su composición ningún tipo de carne o pescado (puede contener huevo, lácteos o miel).
  • Vegano
    El producto no contiene ningún componente de origen animal.
  • Gourmet
    El producto cuyas principales cualidades lo convierten en un alimento selecto.
  • Sin grasa
    El producto no contiene más de 3g de grasa por 100g en el caso de los sólidos o 1,5g de grasa por 100ml en el caso de los líquidos.
  • Fuente de fibra
    El producto contiene como mínimo 3g de fibra por 100g o, como mínimo, 1,5g de fibra por 100kcal.
  • Alto contenido de proteínas
    Las proteínas aportan como mínimo el 20% del valor energético del alimento.
  • Sin azúcares
    El producto no contiene más de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
  • Sin sal
    El producto no contiene más de 0,005g de sodio, o el valor equivalente de sal, por 100g.

Colines

Los colines te ofrecen una forma diferente de comer pan, lo que los convierte en un snack perfecto. También son ideales para acompañar distintos tipos de salsas servidas a modo de aperitivo. Además, puedes encontrar variedades distintas en función de los ingredientes utilizados.

¿Qué son los colines?

Los colines son pequeñas piezas de pan tostadas y alargadas, de textura crujiente y apariencia dorada. Son de procedencia italiana y se sirven muchas veces en restaurantes antes de la comida. Gustan a niños y a mayores por su estupendo sabor y su versatilidad.

¿Cómo hacer colines?

Los colines son muy fáciles de hacer. Lo único que se necesita es mezclar cinco ingredientes básicos: harina, agua, sal, aceite de oliva y levadura de panadería.

Se trata de un pan que solo se ha de fermentar una vez. Cuando se ha completado este primer paso, debemos amasar durante, al menos, diez minutos, hasta obtener una mezcla dura que no se pegue a la superficie de la mesa.

Ya solo queda ir cogiendo pequeños trozos de masa y darles forma de bastoncillo para colocarlos después sobre papel de horno. Tras dejarlos fermentar una hora, debemos hornearlos a 200°C hasta que adquieran un aspecto dorado.

Lo bueno de los colines, es que podemos añadir cualquier ingrediente que nos guste a la masa: sésamo, pipas, algas…¡las posibilidades son muchas!

¿Por qué son buenos los colines integrales?

Los colines hechos con harina sin refinar aportan todos los beneficios de comer pan integral, que son muchos. De este modo, suponen una fuente importante de fibra, lo cual ayuda a mejorar nuestro aparato digestivo y a combatir problemas como el estreñimiento.

Además son ricos en carbohidratos, con lo cual nos proporcionan energía. Por último, tienen un importante efecto saciante, así que son ideales para tomar entre horas.

¿Qué recetas podemos hacer con colines?

Además de ser usados como snacks, los colines son una estupenda opción para acompañar distintas salsas como, por ejemplo, el guacamole, preparado a base de aguacate; el humus, que lleva garbanzos, aceite de oliva y especias; cualquier tipo de paté como el de atún, salmón, hígado de cerdo o setas; o cremas de aceitunas o queso. También son ideales para tomar con sopas y purés.

¿Dónde comprar colines?

Puedes comprar colines integrales en nuestra panadería online. Si buscas alimentos ecológicos de calidad e nuestro supermercado ecológico Merkabio, podrás hacer tus pedidos desde la comodidad de tu casa y recibirlos en 24 horas.