Beneficios y propiedades de la mermelada bio

Beneficios de la mermelada ecológica

La mermelada siempre ha sido un clásico en los desayunos de mi casa. Desde pequeño lo he visto como parte de mi rutina (sabrosa rutina mañanera).

Este producto, que surgió para aprovechar la fruta de temporada sobrante y su consumo durante todo el año, tiene además grandes propiedades.

Aunque habitualmente se asocia con el desayuno, existen nuevos usos gastronómicos para ella: acompañamiento de aperitivos, ingrediente de batidos, guarniciones de carnes y pescados, para hacer helados caseros, condimento para las ensaladas, etc.

Propiedades de la mermelada ecológica

Su mayor ventaja es que aprovecha tanto la pulpa como la piel de la fruta, de modo que vamos a consumirla de forma íntegra.

La piel de la fruta es rica en fibra por lo que nos va a ayudar a regular el tránsito intestinal y además mejora la absorción de las grasas.

También gracias a la fruta y en función de la que se use, aporta gran cantidad de vitaminas, que junto a los minerales que suelen contener, nos va a ayudar a recargar nuestro organismo con electrolitos y mantenernos en un estado perfecto.

El origen de la elaboración de mermelada se basa en cocer fruta con azúcar, dado que al principio se utilizaba ésta como conservante natural para que la fruta durase más tiempo.

Pero a pesar de estos beneficios, precisamente en la actualidad, el uso de azúcar ha generado muchos estigmas en torno a la mermelada y de creencia popular, como puede ser que su consumo engorda debido a la gran cantidad de azúcar que contiene o la ya de por sí mala fama del azúcar sobre nuestra salud con sustitutos del azúcar. Por estos motivos, os proponemos la mermelada ecológica como una alternativa más saludable.

Variedades de mermelada ecológicas listas para consumir

Por suerte, hoy en día existen múltiples variedades y se pueden encontrar mermeladas libres de azucares o bajas en azúcar y fabricadas de manera artesanal, con un proceso más natural, similar al que yo mismo realizaba de niño, con las frutas frescas que cogía directamente del árbol.

No sirve cualquier fruta para hacer una buena mermelada dado que para ello dependerá del nivel de pectina que tenga la propia fruta, y cuya sustancia es la causante de que al unirse con el azúcar, se forme esa textura gelatinosa que le da la consistencia propia.

Las frutas con niveles más altos de pectina son la pera, manzana, ciruela, fresa, cereza, naranja o el limón.

En la tienda ecológica MerkaBio podrás encontrar los siguientes sabores de mermeladas ecológicas:

¿Qué me ofrece la mermelada ecológica?

Las mermeladas ecológicas tienen muchas ventajas respecto a las convencionales sobre todo en cuanto a sabor, textura y estado pero resultando además más saludables para nuestro organismo dado que en el proceso de elaboración se utiliza la cocción mínima de la fruta, consiguiendo la menor alteración posible de sus propiedades y sin aditivo alguno.

Además, se elaboran con frutas ecológicas frescas y de cercanía, recogidas en el momento óptimo de madurez, reduciendo así al máximo el contenido en azucares de la propia fruta y adaptando el ritmo de recolección al uso concreto de las mermeladas que se vayan a elaborar, haciendo de éstas un alimento de producción limitada.

Respecto al azúcar, podemos encontrar mermelada sin azúcar y otras que, para evitar el amargor de algunas frutas, se endulzan de forma más natural utilizando caña de azúcar, sirope de ágave ecológico, zumo de limón o el agar-agar (sustancia está presente en algunos vegetales que actúa como regulador intestinal y coadyuvante en dietas de adelgazamiento por su efecto saciante) para eliminar la aportación del azúcar a este alimento.

¿Y tú, ya has decidido qué mermelada ecológica quieres probar?

Un comentario en “Beneficios de la mermelada ecológica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.