La harina de maíz tiene muchas propiedades nutritivas | Tienda ecológica online

Harina de maíz, sabrosa y sin gluten

La harina de maíz es una fuente de fibra, calcio, potasio y Vitamina E, con múltiples beneficios para la salud

La harina de maíz es considerada un derivado de cereal  y una alternativa muy interesante a otros tipos de harina debido a su delicioso sabor y su alto contenido en nutrientes, especialmente en fibra, calcio, potasio y vitaminas.

Se obtiene de la molienda del grano de maíz y, en muchas ocasiones se mezcla con otras harinas, como la de trigo, para ganar consistencia a la hora de hacer postres. También nos sirve para hacer, por ejemplo, las típicas tortillas de maíz mexicanas.

Lo más destacable de la harina de maíz frente a otras es que no contiene gluten, aunque recordamos a nuestros lectores celiacos que siempre han de comprobar los avisos sobre alérgenos porque algunas marcas sí pueden contener trazas por haber estado en contacto con gluten durante su elaboración. Así por ejemplo, nuestras harinas de maíz de cuenta con sello de certificación Sin Gluten.

La harina de maíz tiene un gran aporte calórico e hidratos de carbono complejos, lo que la hace perfecta para deportistas o personas que necesiten un extra de energía.

También es muy rica en aminoácidos, ácidos grasos esenciales (linoleico) y minerales, entre los que destacan, además del calcio y el potasio, el fósforo, zinc y magnesio.

En cuanto a las Vitaminas, incluye Vitamina A, B1, B5, C, E y K. También contiene beta-criptoxantina, que es un antioxidante y precursora de la Vitamina A.  Pero… ¿en qué nos pueden ayudar tantas propiedades?

Beneficios de la harina de maíz

Las vitaminas A, C y E, así como el zinc y la beta-criptoxantina tienen efecto antioxidante, que ayuda a conservar la salud de los tejidos y combate tanto el estrés oxidativo como los radicales libres (moléculas responsables del envejecimiento y ciertas patologías).

La fibra, además de facilitar el tránsito intestinal, puede ayudarnos a prevenir otros problemas digestivos y controlar el nivel de colesterol malo.

El calcio y el fósforo ayudan a fortalecer el sistema óseo y dental. El calcio refuerza además las uñas y la estructura que forma el cabello, e interviene en la tonificación y elasticidad de los músculos.  El fósforo, por su parte, también beneficia a los riñones y participa en la regeneración celular.

El potasio ayuda al correcto funcionamiento del sistema cardíaco y nervioso, forma parte de la estructura muscular e interviene en el proceso de liberación de adrenalina.

En Merkabio disponemos de diferentes harinas de maíz ecológicas, libres de pesticidas y elaboradas de forma totalmente respetuosa con el medio ambiente. Y, por supuesto, con todas las propiedades de la harina de maíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.