variedades de semillas para comer

La importancia de las semillas comestibles

Las semillas comestibles se están convirtiendo en uno de los alimentos habituales en nuestras recetas, así como acompañamiento de otros productos aportando novedad, textura, color y sabores propios de cada una de ellas.

El auge no es casual ni una moda ya que se fundamenta en la buena fama que los beneficios y propiedades de cada una de estas semillas aporta a nuestro organismo a pesar de su diminuto tamaño.

Así lo ha refrendado la pirámide alimenticia recientemente reformulada que las incluye en su tercer escalón integradas en la famosa dieta mediterránea, como alimento a consumir de forma diaria para tener una alimentación saludable.

En este post, os quiero mostrar las semillas comestibles que más me gustan y las diferencias entre algunas de ellas para tener algo más de idea sobre lo que estamos comiendo o debemos comer en cada momento.

No obstante, como características de casi todas ellas es su ligero sabor a nuez y un gran aporte de fibra y ácidos grasos esenciales que son tan saludables para regular el colesterol.

semillas comestibles ecológicas

1 – Semillas de chía

¿Algunos las conocíais?, pues si es que no, más vale que les echéis un ojo porque son unas auténticas bombas de salud a pesar de su tamaño tan pequeñito … La chía es una planta llamada también Salvia Hispánica L originaria de centroamérica y lo que comemos es su semilla.

Si bien las propiedades y beneficios de las semillas de chía son sorprendentes como vamos a ver a continuación, no son milagrosas, es un aporte más para una dieta y un bienestar saludable.

Su fama se fundamenta nada más y nada menos en que:

  • Tienen 5 veces más calcio que la leche de vaca.
  • Concentran 3 veces más antioxidantes que el arándano.
  • Aportan 3 veces más hierro que las espinacas.
  • Nos dan 2 veces más fibra que la avena.
  • Supera en 2 veces las proteínas vegetales que nos puedan dar las verduras.

Pero como os comentaba, no es oro todo lo que reluce y es que tanta concentración de propiedades en semillas comestibles tan pequeñas conlleva al mismo tiempo una ingesta importante de calorías por lo que su consumo tampoco ha de ser elevado, así como, por sus propiedades anticoagulantes, no debería tomarse con medicamentos que ya nos proporcionen ese efecto.

 

2 – Semillas de calabaza

Pues sí, las famosas pipas de calabaza aunque, a ser posible, sin tanta sal como nos las meten en los típicos frutos secos y siempre crudas para aprovechar todas sus propiedades … Y es que las semillas de calabaza son una deliciosa forma de enriquecernos con ácidos grasos de los buenos, es decir Omega 3 y 6 que mantienen a raya el colesterol, así como minerales destacando sobre todo el magnesio (para la salud cardiovascular al favorecer la tensión arterial) aunque también podemos encontrar selenio, fósforo o potasio y vitaminas A y E.

Pero lo más destacable es su alto contenido en fibra para regular el tránsito intestinal de forma correcta.

 

3 – Semillas de lino

Las semillas de lino o linaza tienen unas potentes propiedades que cada día las convierten en mayor objeto de deseo a incluir en nuestra dieta saludable. Las podemos encontrar en forma de aceite de lino o bien como semillas directamente pudiendo ser semillas de lino dorado o de lino marrón.

Ambos tipos de semillas de lino tienen unas características comunes como es que sean una tremenda fuente de fibra, mayor que la de cualquier cereal, así como su elevado aporte de ácidos grasos Omega 3, superior al que podemos encontrar en el pescado y que en el caso de las semillas de lino marrón superan aún a las de lino dorado, siendo ésta una de las pocas diferencias que existen entre ambas.

Las semillas de lino dorado son muy habituales en Estados Unidos y tienen un sabor a nuez más potente que las de lino marrón, más tradicionales en Canadá.

 

4 – Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo o ajonjolí son otro de esos alimentos que los hemos visto siempre encima de los panes de hamburguesas como algo más, algo accesorio sin saber muy bien por qué, pero que cuando se han estudiado se han descubierto un elenco tan amplio de beneficios nutricionales que su consumo se recomienda de forma habitual en todo tipo de recetas de ensaladas, platos cocinados y en acompañamientos de lácteos o en repostería.

Las semillas de sésamo se obtienen de una planta perenne originaria de África y la India denominada Sésamun Indicum y sus propiedades derivan de su propio contenido en ácidos grasos insaturados, sobre todo Omega 6 y lecitina, lo que favorece el control del colesterol.

Pero al mismo tiempo, cabe destacar que estamos ante una potente fuente de calcio mayor que la leche de vaca, así como de proteínas, minerales y vitaminas entre los que destacan el hierro, siendo ideal para situaciones de anemia.

Podemos encontrar semillas de sésamo natural, tostado (que es igual que el natural algo mermado de propiedades tras el  proceso de tueste pero con un sabor más intenso) y sésamo negro.

Sobre las semillas de sésamo negro, destacar que contienen incluso más calcio y proteínas que el sésamo blanco, si bien suelen utilizarse más para hacer aceite de sésamo mientras que el sésamo blanco es más habitual en la cocina, aunque ambas se pueden consumir directamente.

Por su parte, las semillas de sésamo también se pueden tomar en aceite de sésamo, sobre todo para aprovechar las potentes ventajas del sésamo negro, de forma interna en cualquier receta con un toque original en cuanto al sabor, que puede mezclarse también con aceite de oliva, como de forma externa a modo de aceite para la piel, rejuveneciéndola, o como suavizante para el pelo.

 

Hay muchas más semillas comestibles como las de girasol (las pipas de siempre pero sin tostar y sin sal, al natural), las de amapola, etc. pero os he querido traer las que más me han llamado la atención por cuanto aportan una calidad nutritiva tan potente que me tienen loco …

 

Una recomendación que nos la han transmitido nuestros propios clientes para el mejor consumo de estas semillas consumibles, es una mezcla de semillas para beneficiarnos de las propiedades y sabores de todas ellas en tarros de cristal e ir usándolas conjuntamente para nuestras preparaciones o para echar una cucharadita en el yogur de turno, etc. … salvo que lo que estés buscando sea realmente potenciar alguna de las propiedades de alguna de las semillas comentadas. Aquí os dejo tres ejemplos de los que nos han enviado como muestras …

semillas mezcladas por clientes merkabio
Semillas comestibles mezcladas por clientes de Merkabio

Espero que os haya gustado el artículo y os haya sido útil para indagar más en el mundo de las semillas comestibles, ya sabes que si quieres probarlas, siendo además ecológicas, las puedes comprar en la tienda ecológica de Merkabio y te las llevamos en 24 horas a tu propia casa.

Un comentario en “La importancia de las semillas comestibles”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.