Por qué la leche no se admite en la dieta paleo | Tienda ecológica online

Dónde queda la leche en la dieta Paleo

La leche y los lácteos no son generalmente aceptados en las dietas Paleo. Sin embargo estamos ante un caso especial, ya que no hay una decisión clara al respecto.

La dieta Paleo no deja de ser un marco conceptual, muy útil e interesante para mejorar nuestra salud desde el punto de vista evolutivo, que se basa en que estamos mejor adaptados a los alimentos con los que hemos convivido más tiempo como especie humana.

Y en ese tiempo inmensamente largo (2 millones de años desde el Homo Habilis, 195.000 años desde el Homo Sapiens), todo nuestro organismo y en especial nuestro sistema digestivo ha ido evolucionando y adaptándose a los alimentos disponibles.

Y seguimos en ello, más aun desde la aparición de la agricultura y ganadería (12.000 años) y la alimentación industrializada (200 años), dos hechos a los que nos estamos adaptando y que necesitaran de muchas generaciones aún, pero de este tema hablaré en otro post.

El hecho de si la leche de vaca ha formado parte de la alimentación del ser humano antes de la llegada de la ganadería seguramente haya sido algo puntual.

Hay que explicar que el consumo de leche de vaca se dio en las regiones de Europa cuando los humanos fueron llegando cada vez más al norte y descubrieron que por el clima frío ya no había disponibilidad de alimentos vegetales durante largos meses.

La leche se convirtió en todo un descubrimiento de supervivencia, aunque solo pudo ser aprovechada por aquellos adultos que conservaban la enzima lactasa, capaz de digerir y procesar el azúcar lactosa presente en la leche de vaca.

De aquellos seres humanos venimos nosotros, al menos gran parte de la población de raza blanca, que es la que tolera mejor la leche de vaca, no así otras poblaciones por todo el mundo.

Quiero decir dos cosas en este punto:

Beber leche no es imprescindible. De verdad, es así, la leche de vaca es un alimento más que puede formar parte de nuestra dieta o no, y debemos ver cómo nos sienta individualmente. Pero te aseguro que no consumir leche no te va a matar, ni poner enfermo, ni vas a tener menos calcio. Como te digo en las dietas Paleo la leche no es un alimento a tomar, y no supone ningún problema.

La leche no es la mejor ni única fuente de calcio. Si te alimentas con verduras, frutos secos, pescados, semillas de chía y huevos tu aporte diario de calcio está más que cubierto. Y si quieres que el calcio no se pierda para no tener problemas como la osteoporosis, haz ejercicio de fuerza, demostrado que funciona, y mucho.

La verdad es que estamos acostumbrados a la leche y nos cuesta dejarla. Lo interesante es que contamos con alternativas vegetales, que antes alegremente llamábamos “leches” pero que actualmente con un poco más de sentido común llamamos bebidas. La leche es de mamífero, 🙂

Se trata de bebidas vegetales de soja, de avena, de almendra, de arroz, de alpiste, de coco. Se les puede llamar sustitutivos o simplemente otro tipo de alimentos, ojo, cada uno con un perfil nutricional distinto, alguno con más hidratos de carbono, otros con menos proteínas, cada uno con su nivel de grasas. ¿Cuál sería el mejor para sustituir a la leche en la dieta paleo? Pues no hay uno concreto, todos tienen sus pros y sus contras, aunque personalmente me decanto por la bebida de coco,  apoyada en lo que se dice en este post.

Lo mejor es disfrutar de cada tipo de bebida sabiendo que procede de cultivos biológicos y sostenibles, aprovechar los  beneficios de los alimentos vegetales y sacarles el mejor partido.

Ya no se trata de añoranza de la leche de vaca, sino de buscar el punto en el que te vas a sentir mejor, conectándote con lo que tus genes ancestrales están esperando recibir.

 

Fuentes:

Bebidas que no son la leche (de soja, arroz, almendras) (Juan Revenga)

Top 10 alimentos ricos en calcio (YocomoSapiens)

La densidad ósea mejorada notablemente por entrenamiento en pesas incluso en ancianos (DoctorNews)

Propiedades y beneficios de la leche de coco (Actitud Saludable)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.