Las propiedades de la miel | Tienda ecológica online

Las propiedades de la miel

Existen muy distintas opiniones sobre el consumo de miel y sus efectos durante las últimas décadas, tanto positivos como negativos en la salud de las personas.

Hay quienes opinan que no es sana por su elevado contenido en fructosa y, por otro lado, hay quien afirma que los componentes de la miel que benefician a la salud superan de sobra a los que podrían perjudicarla.

Más dudas aún nos surgen cuando nos llegan los mensajes de alerta sobre el fin de la humanidad si las abejas desaparecen, aunque eso ya es más cosa de la ecología que de la alimentación propiamente.

Con todo esto … ¿a quién creemos?

De siempre la miel ha sido un producto natural muy usado en nuestra alimentación, sobre todo por su largo período de conservación que podría prolongarse durante años, como remedio natural para varios tipos de enfermedades, también como edulcorante para endulzar comidas y bebidas, e incluso como “pomada” para tratar varios tipos de lesiones y heridas.

No obstante, y sobre todo en los últimos tiempos, desde que ha surgido la tendencia en alimentación de los efectos nocivos de la fructosa y del azúcar, muchas voces se han levantado para poner en entredicho el consumo de este delicioso y natural alimento.

¿Cómo se elabora la miel?

Como muchos ya sabéis, la miel la elaboran las abejas al ir recolectando néctar de las flores, que es una especie de azúcar líquida que contienen las plantas.

Cuando la miel es ecológica, se tiene que garantizar que las plantas de la que recogen el néctar las abejas, no se ha tratado con fertilizantes ni químicos, ni tampoco los prados cercanos para que no haya habido contaminación por el aire … por ello es tan complicada su elaboración con el sello ecológico.

Una vez llegan a la colmena, las abejas trabajan en conjunto para transformar el néctar en miel.

Este proceso básicamente consiste en que digieren y regurgitan el néctar muchas veces, pasándose el néctar de boca en boca hasta que finalmente se va solidificando y se convierte en miel.

A continuación, las abejas van llevando pequeñas cantidades de miel a las celdas de los panales, para luego sellarlas con cera y conservar y protegerla durante largos periodos de tiempo.

La composición y propiedades de la miel variarán en función de la procedencia del néctar recolectado por las abejas, así como el sabor que dependerá de las plantas de donde lo han cogido y así encontrar miel de romero, de tomillo, miel de eucalipto y otros tipos de mieles, pero en general una porción de miel contiene:

• Índice glucémico elevado.
• Antioxidantes, minerales y vitaminas.
• Un 82% de azúcar del cual el 40% es fructosa.

¿Cuáles son los Beneficios de la miel?

Aquí existen muchísimos estudios que han investigado sobre los pros y contras de este producto natural y llegando a similares conclusiones en varios puntos.

Así, en primer lugar, parece haber coincidencia en que el consumo de miel afecta positivamente el perfil lipídico del organismo, lo que se traduce en una disminución de los niveles de triglicéridos y colesterol LDL, así como en un aumento del colesterol HDL.

Igualmente, en diversos estudios, se ha contemplado que el consumo de miel reduce de forma considerable el nivel de proteína C reactiva, un marcador de inflamación vinculado a enfermedades del corazón, por lo que favorece el funcionamiento de éste y regulando el ritmo cardíaco al favorecer la producción de fosfatos.

El alto contenido de antioxidantes encontrados en las variedades de miel pura, no refinada, son también indicadores saludables para el rejuvenecimiento, dado que los antioxidantes son sustancias que protegen contra el daño oxidativo causado por los radicales libres, los cuales pueden dañar moléculas importantes como el ADN.

Además, en este sentido es importante destacar que las variedades de miel más oscuras son mucho más ricas en antioxidantes que las más claras.

En último lugar, parece confirmarse que también tiene propiedades terapéuticas al aplicarse de forma tópica sobre la piel, pues se ha logrado demostrar que es un antibacteriano potente, ayuda a cicatrizar de forma eficaz, como mascarilla para mejorar las pieles secas o grasas o para aliviar irritaciones o picaduras.

Si quieres conocer también la información nutricional de la miel, puedes consultarla junto con las aplicaciones que le asignan

 

¿La miel tiene efectos negativos en la salud?

Si eres una persona que padece diabetes, hay que tener especial cuidado con el consumo de miel ya que en pacientes con diabetes, el consumo regular de miel aumenta los niveles de glucosa en la sangre.

Sin embargo, el aporte de azúcar en sangre suele ser menor que la sacarosa o la dextrosa.

Conclusiones sobre la miel

Si eres una persona activa y sana, sin aparentes problemas de salud, el consumo de miel solo podrá beneficiarte y mejorar distintos aspectos de tu salud.

Si, por el contrario, sufres problemas de glucosa o padeces diabetes, no debes abusar de este alimento y debes controlar tus niveles de glucosa para conocer hasta qué punto podrías tolerar su consumo.

Solo un poco de información y cuidado te permitirán saborear todos los beneficios de este increíble producto, ¡no lo dudes más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.