Ideas para tomar semillas de Chía | Tienda ecológica online

Sí, las semillas de Chía son saciantes (con agua o sin ella)

Las semillas de Chía son útiles como apoyo en dietas de adelgazamiento gracias a su acción saciante, que se maximiza si las mezclamos con otros alimentos. Cuenta además con 5 veces el calcio de la leche

 

Estas semillas son extraídas de una planta originaria de Latinoamérica llamada Chía (Salvia hispánica) muy rica en ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.

El Omega 3 contribuye a controlar el nivel de colesterol y a que nuestro corazón y nuestro sistema inmunológico funcionen correctamente.

Los Omega 6 y 9 son muy fáciles de digerir, tienen un alto contenido en fibra y son muy ricas en nutrientes, vitaminas del grupo B y minerales.

Además, a las semillas de la Chía se le atribuyen 5 veces más calcio que la leche.

Estas semillas no dejan de crecer en popularidad debido a su efecto saciante.

No obstante, se cree –equivocadamente- que esta acción se produce  solo cuando se beben con agua u otro líquido. Nada más lejos de la realidad.

Tanto se tome con agua como con alimentos, produce efecto saciante.

Las proteínas de las semillas de la Chía absorben líquidos a través de sus mucílagos.

Esto hace que la semilla se hinche, ya sea en un vaso  con un líquido o en nuestro estómago tras haberlas ingerido con la comida.

De hecho, al mezclarlas con otros alimentos (en ensalada, pastas, postres,…) se maximiza esa sensación de saciedad, ya que es en el estómago dónde se expanden las semillas, al absorber los jugos gástricos.

Además, al tratarse de proteínas de origen vegetal son una fuente de energía saludable, cuentan con menos grasas y proporcionan fibra, por lo que son muy digestivas y son muy útiles como apoyo en las dietas de adelgazamiento.

También se puede usar para mejorar nuestro tránsito intestinal, en cuyo caso es más aconsejable tomarlas con agua u otro líquido.

Ideas para tomar semillas de Chía

Podemos incorporar las semillas de Chía desde primera hora de la mañana, añadiéndolas directamente a la bebida del desayuno o el zumo, o bien consumiendo bizcochos o galletas elaborados con éstas.

A la hora de comer, podemos elaborar un puré de verduras y semillas de Chía, o añadirlas a pastas, arroces u otros platos, o incluso guarniciones.

Ya sea en el postre o en la merienda, se puede añadir un puñado de semillas al yogur o como topping en, por ejemplo, un helado.

Ahora en verano, una ensalada fresquita con semillas de Chía es ideal para acabar el día con una cena ligera.

Debemos tener en cuenta, eso sí, que su sabor es bastante neutral, por lo que no va a repercutir demasiado en el sabor del plato en conjunto.

En la tienda ecológica Merkabio contamos con diferentes marcas y presentaciones para que puedas comprar semillas de Chía así como distintos productos ecológicos con sello de garantía bio.

3 opiniones en “Sí, las semillas de Chía son saciantes (con agua o sin ella)”

  1. Pingback: Chía, una semilla muy saludable para toda la familia - Sentirse bien se nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.