Tipos de té según Verónica Hegar | Tienda ecológica online

Tipos de té

Antes de hablar de los tipos de té, os adelanto que estamos ante la bebida más consumida en el mundo después del agua, con una historia ya de más de 5.000 años.

A medida que el té gourmet se vuelve más popular, los consumidores están sedientos de aprender sobre la historia y la tradición detrás de esta bebida gloriosa. Al igual que el vino de alta calidad, hay una gran cantidad de información para aprender y explorar.

Hoy voy a intentar resumir las diferentes variedades o tipos de té y su procedencia, ya que después de mi último té con una amiga me he dado cuenta de una cosa… ¡La gente desconoce que todo el té proviene de la misma planta!

Pues sí … todo el té viene de la misma planta, la Camellia sinensis. Cualquier hoja, raíz, fruta o flor que viene de una planta diferente se considera un té herbal, como por ejemplo las flores de manzanilla, el mate o las hojas de menta. Es importante distinguir entre el té real y el té de hierbas, ya que el sabor, los beneficios para la salud y las características nutricionales varían de planta a planta.

Tipos de te

Miles y miles de tés, divididos en 4 principales categorías

Hay miles de diferentes tipos de té, cada uno con su propia personalidad, apariencia, sabor y aroma. De manera general se puede clasificar en 4 categorías principales: blanco, verde, oolong y negro. Generalmente, estas categorías se refieren al nivel de oxidación en su elaboración.

 

La oxidación del té determina la categoría y el sabor

La oxidación es un proceso natural que cambia el color y el sabor de la hoja. Para iniciar la oxidación, los brotes frescos se enrollan (a mano o a máquina) para romper la superficie de la hoja de modo que el oxígeno reaccione con las enzimas de la planta.

El té negro y rojo están completamente oxidados, el té oolong está parcialmente oxidado y los tés verdes y blancos no están oxidados.

En términos generales, cuanto menos se oxida un té, más ligero será en sabor y aroma. Los tés fuertemente oxidados producirán una infusión oscura, rica, de color marrón rojizo, mientras que los tés menos oxidados producirán un licor ligero y amarillo-verdoso.

Al exponer selectivamente las hojas de té al oxígeno, los productores de té pueden sacar ciertos sabores y aromas, en otras palabras, el proceso de oxidación determinará muchas de las características del sabor del té, así como si el té será clasificado como blanco, verde, oolong o negro y cada clase de té con un sabor y propiedades distintas.

Propiedades y beneficios de cada tipo de té

Aunque de forma general, el té aporta beneficios para el colesterol y para personas que están realizando dietas alimenticias, cada clase aporta sus propiedades concretas.

hojas de té verde

De esta forma, el té verde, que no está oxidado al no haberse fermentado las hojas, tiene gran cantidad de antioxidantes aportando beneficios antidegenerativos, contra el envejecimiento y conservantes.

 

 

hojas de te blancoPor su lado, el té blanco, elaborado con las hojas más jóvenes, incluso de las yemas de las hojas antes de que se abran que contienen una especie de bello blanco, también sin haberse sometido a proceso de oxidación, tiene unas altísimas propiedades antioxidantes, mucho mayores que las del té verde y es bueno para mantener la salud de tus dientes, aporta energía y para la memoria.

 

hojas de té oolongEl té oolong o té azul se ha sometido a un proceso de oxidación parcial que hace que las hojas queden semifermentadas al tenerlas en este proceso menos tiempo que en el té negro, tiene un efecto algo más estimulante que los tés blancos y verdes, pero inferior al negro, contiene algo menos de antioxidantes que los tés más claros y surte buenos efectos como digestivo, astringente contra diarreas y es diurético.

 

hojas de te negroPor último, el té negro es el que tiene más teína y taninos, por tanto, es el más estimulante de todos a la vez que tiene buenos efectos para tratar procesos de diarrea y por el contrario, nada buenos para casos de estreñimiento. Además, es beneficioso para la salud cardiovascular dado que su contenido en flavonoides ayudan a dilatar y contraer los vasos sanguíneos y, aunque en antioxidantes es el té que menos nos aporta, estamos ante un gran diurético.

¿Probamos a hacer catas a ciegas? En mi anterior post tenéis todos los trucos para catar un té… Aunque lo cierto que lo más importante no es acertar, ¡es disfrutar!

2 opiniones en “Tipos de té”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.