Para controlar el peso también debemos controlar los nutrientes | Tienda ecológica online

10 hábitos para bajar de peso de forma saludable ¡y sin prisa!

Hoy os traemos una serie de recomendaciones a seguir con cualquier dieta de control de peso.

Hacer dieta no implica que debas seguir un régimen restrictivo y pasar hambre sino cambiar de hábitos alimenticios de forma que tu organismo tenga los nutrientes necesarios.

Por ello, necesitarás armarte de paciencia y ¡no tengas prisa por adelgazar!

 

La dieta ha de ser variada

Si tu organismo no dispone de todos los nutrientes que necesita no perderás peso.

Tampoco te obsesiones con las cantidades. La dieta debe ajustarse a tus necesidades energéticas, según tu edad y actividad física.

Por eso, no te fíes de las dietas milagro que encuentras por internet y que desglosan cada gramo de comida.

Son dietas que no están personalizadas.

Consulta siempre a un nutricionista o endocrino

Sin prohibiciones

Prohibirte comer ciertos alimentos u obligarte a comer los que no te gustan es contraproducente.

Se trata de aprender a moderarse, autocontrolarse, no a evitar durante meses acercarte siquiera a un dulce o una pizza para luego,  un día de bajón, pegarnos un atracón.

¡No! Es mejor dosificar.

 

No hay alimentos prohibidos, pero cómelos de forma consciente, saboreando cada bocado como si fuera el último.

Para ayudarte a conseguirlo, lee nuestro post ‘Mindful Eating, la nueva técnica de reeducación alimentaria‘.

En definitiva, el profesional debe ayudarte a adaptar la dieta a nuestros gustos y posibilidades.

 

Haz 5-6 comidas diarias

Es muy importante no saltarse ninguna comida. El proceso de la digestión también quema calorías.

Si repartimos el total de calorías que vamos a ingerir en 5 comidas no se acumularán los nutrientes en forma de grasa y evitarás caídas de nivel de glucosa.

Para hacerlo correctamente necesitarás ir planificando con unos días de antelación qué vas a ir comiendo.

¡Si te encuentras con la nevera vacía es más fácil caer en la comida a domicilio o la precocinada!

 

Huye de los aditivos, colorantes, conservantes químicos, azúcares y grasas hidrogenadas y apuesta por los productos naturales

 

Importante: Comer más despacio

Siempre hemos oído eso de que hay que masticar entre 10 y 20 veces.

Pero.. .¿por qué? Pues porque, aunque tengamos el estómago lleno, la sensación de saciedad no se produce al momento sino que se siente a los 20 minutos de empezar a comer.

¿No os ha pasado que cuando en un restaurante tardan mucho en servir el segundo plato o el postre te das cuenta que en realidad ya estás lleno/a?

Si comemos despacio notaremos antes esa saciedad, comeremos menos y mejoraremos la digestión.

 

Aumenta tu ingesta de fibra: verduras, frutas, cereales integrales y legumbres

Un alto consumo de fibra alimentaria disminuye la absorción de la grasa ingerida en la dieta.

Favorece además el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. Toma ensalada y dos piezas de fruta todos los días.

No es necesario tomar más piezas diarias ya que la fruta contiene azúcar (fructosa).

Por este motivo, en las dietas de adelgazamiento se suele evitar tomarla por la noche.

 

Acostúmbrate a beber continuamente

Es necesario beber un mínimo de 2 litros de líquidos al día, sobre todo para controlar nuestro peso.

Si te cansas de beber agua puedes añadirle un toque de sabor con una rodaja de limón, o bien aficionarte a los tés e infusiones.

Por ejemplo, la cola de caballo tiene un efecto diurético. Los tés verdes, rojos y blancos son antioxidantes; mientras que la pasiflora o la tila tienen efecto relajante para contrarrestar la ansiedad que suelen producir las dietas.

Hay infusiones que combinan diferentes hierbas que buscan ese efecto relajante, como la infusión ecológica Relax, con flor de camomila y de tilo, hinojo y cardamomo, entre otros.

Si te cuesta acordarte de que tienes que beber puedes instalar en tu móvil diferentes aplicaciones que te van recordando la ingesta y calculando la cantidad que te falta para llegar a tu objetivo.

 

Aprende a degustar la bebida y la comida

como si fuera la primera vez que la pruebas (también es una de las técnicas del Mindful Eating).

 

No prescindas de las proteínas y aumenta el consumo de grasas esenciales

Las proteínas de la carne, el pescado, los huevos y legumbres son imprescindibles para mantener una dieta equilibrada y bajar peso.

Es conveniente comer pescado azul (atún, salmón, sardinas, anchoas, etc) dos veces por semana debido a su aportación de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Si el pescado no te apasiona, busca nuevas formas de cocinarlo.

Descubrirás que a la plancha, hervido, al vapor o al horno puede estar delicioso.

Si utilizas aceite, que sea preferiblemente de oliva virgen (grasa monoinsaturada, es saludable pero muy calórica).

Aunque también tienes las opciones de conseguir los Omegas con suplementos alimenticios o productos elaborados con Superalimentos como las Semillas de Chía, el Alga Chlorella o las Semillas de Cáñamo.

 

Toma Calcio y Avena

Para conseguir el aporte necesario de calcio debemos tomar 2 o 3 lácteos al día: leche, yogur, queso,…

Las bebidas vegetales como la de soja o avena no contienen lactosa y son más digestivas.

¡Y son ricas en proteínas de origen vegetal!

 

La bebida de avena es ideal para las dietas de control de peso ya que es saciarte, baja en grasas y de alto valor energético.

En Merkabio disponemos además de leche de avena sin gluten, la primera certificada del mercado, así como la bebida de arroz con calcio.

 

Actívate y practica actividades físicas

No hace falta que seas el runner más veloz del lugar. Simplemente intenta mantenerte siempre en movimiento y practicar algo de deporte de forma periódica.

Si no es el caso, debes caminar al menos 40 minutos al día. Recuerda que la actividad física en general mejora el estado de ánimo,  mejora las defensas y aumenta el gasto metabólico.

Busca un deporte que te guste, acorde a tu edad y tu condición física, y conviértelo en un hobbie en lugar de una obligación.

Son consejos que a menudo hemos oído pero que realmente no aplicamos.

Seguir cada uno de estos 10 puntos nos ayudará a encontrar una nueva forma de alimentarnos, de forma saludable y controlando nuestro peso y, lo más importante, manteniéndola en el tiempo y obteniendo resultados  a medio y largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.