Vuelta al cole: cómo prevenir y eliminar los piojos con remedios naturales | Tienda ecológica online

Los piojos también preparan su vuelta al cole

Empezamos septiembre. Hay que forrar libros, comprobar la lista de material escolar, revisar si el calzado está en buen estado… Pero lo que más pánico nos da de todo es que los niños se contagien de piojos.

Es muy importante que en ese caso, avises cuanto antes al colegio para que los demás padres puedan tomar medidas. Hoy os hablamos de algunas de ellas.

¿Cómo prevenir los piojos?

Los piojos se sienten atraídos por nuestro olor corporal, por lo que una de las formas más naturales de repelerlos es echar unas gotas de aceites esenciales con olor, especialmente detrás de las orejas y en la nuca del niño.

Y decimos forma natural de eliminar piojos porque normalmente acudimos a productos químicos de grandes superficies que irritan la piel del niño (de hecho suelen aconsejar que no se aplique muy a menudo) y no son preventivos sino que se aplican para eliminar piojos, para los que son efectivos, pero no las liendres.

El aceite esencial más eficiente como preventivo y en la lucha contra los piojos es el Aceite de Árbol del Té, un antiséptico natural con un olor fuerte, que también actúa contra bacterias, hongos y virus, además de tener propiedades curativas (en heridas y quemaduras), cicatrizantes (por ejemplo para secar los granos de acné juvenil) y antiinflamatorias (como alivio del dolor de muelas o hinchazones), por lo que nos puede venir bien para muchas más incidencias que vayamos a tener con los niños.

De hecho, si ya estás leyendo este post tarde y los más pequeños de la casa ya están sufriendo una plaga de piojos, puedes utilizarlo también para eliminarlos a la vez que calmar la irritación del cuero cabelludo.

Aunque para esta situación, el remedio natural más efectivo suele ser hervir vinagre blanco y, tras enfriarlo levemente, aplicarlo en el pelo del niño/a tapándolo posteriormente con papel film para envolver alimentos, lo más cerrado posible durante una hora.

Luego lavar el pelo y usar el aceite de árbol de té por orejas, sien, frente y nuca (es decir, alrededor del pelo) de forma que con este proceso se eliminen no solo los piojos sino también las dichosas liendres.

Otra medida preventiva es revisar la cabeza de toda la familia en busca de piojos o liendres, que se ven mejor, sobre todo con una lendrera de metal (un peine pequeño con las púas metálicas muy numerosas y juntas), y no compartir coleteros, gorros, horquillas, pasadores y demás adornos del pelo.

De hecho, además de productos elaborados con Árbol del Té, contamos con un coletero antipiojos que contiene una fórmula patentada que repele a los piojos (e incluso a mosquitos). La sustancia repelente (¡y sin olor!) se fija al tejido del coletero y se mantiene en la tela hasta 100 lavados. Es una medida de prevención muy práctica y discreta.

Si la niña (o niño, oye, en Merkabio no hacemos distinciones) ya tiene piojos, el coletero NO los elimina (es es más preventivo), pero evita que tenga más.

En ese caso, hay que realizar primero los tratamientos de eliminación habituales y después colocar el coletero. Funcionará como apoyo para atajar el problema. Los tenemos, además, en varios colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.