productos sin Gluten

¿Qué son realmente los productos ‘Sin gluten’?

Unas 450.000 personas en España, y un 1% de la población mundial, son celiacas según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).

Por este motivo,  cada día más fabricantes amplían su catálogo de productos con el sello Sin gluten.

Debemos diferenciar, no obstante, aquellos alimentos que:

  • Se han elaborado con materias primas que sí tienen gluten y se ha extraído gracias a un proceso industrial.
  • Han sido realizados con materias primas que no contienen gluten.

Los alimentos para celiacos no están obligados a ser etiquetados como tal, pero se está comenzando a usar como reclamo de marketing para el público general, que normalmente no está informado sobre cuáles contienen gluten (muchos cereales y sus derivados, como azúcares y harinas) o cuáles no (pan sin gluten, galletas sin gluten, etc).

Como es un tema muy latente, el público que no es celiaco también lo valora inconscientemente como un alimento más sano.

Pero el sello Sin gluten no solo es marketing, también es una garantía de que el fabricante ha cumplido todas las medidas de seguridad e higiene para evitar una contaminación cruzada.

Es decir, no todos los alimentos sin gluten llevan el sello, pero todos los que llevan el sello deben ser sin gluten.

Es fundamental poder garantizar que  el alimento no se ha contaminado con gluten durante el proceso de cultivo, recogida o de producción industrial.

Un gluten que provendría de otro alimento (cereal), bien por proximidad en el campo de plantación, bien por contacto directo o bien por contacto indirecto, al elaborar en la misma zona alimentos con gluten y alimentos libres de él, o utilización de utillaje que ha tocado en algún momento un producto con gluten .

Sellos de garantía ‘Sin gluten’

La Espiga Barrada es un símbolo reconocido a nivel interncionalLas personas celiacas deben, por lo tanto, fijarse siempre en el tipo de certificación y la entidad autorizada que sella el producto.

Está, por ejemplo, la Espiga Barrada, o ELS,  reconocida a nivel internacional, que debe ir siempre acompañada por un número de licencia.

En España existen varios organismos que pueden otorgarla, como FACE, que aporta un código con el formato ES-XXX-YYY, donde “X” es un código adjudicado al fabricante e “Y” uno atribuido a cada producto en concreto.

 

Este sello significa que contiene menos de 10 partes por millón de glutenPor otro lado, está el sello  “Controlado por FACE”, que garantiza que el producto cumple con los requisitos que establece la federación con respecto a niveles máximos de gluten: deben ser menores de 10 ppm (partes por millón, mg/kg).

Por debajo de la normativa, que actualmente admite hasta 20 ppm de gluten para poder etiquetar Sin Gluten.

 

La legislación  en vigor también permite etiquetar como  Muy Bajo en Gluten si la cantidad es de 20 a 100 ppm (no apto para celiacos).

Aunque esta normativa está a punto de cambiar. A partir del próximo 20 de junio, entra en vigor la Normativa 828/2014, que permitirá añadir, indistintamente a estos dos sellos, una nueva leyenda de Elaborado específicamente para celiacos o Adecuado para las personas con intolerancia al gluten, pudiendo crear malentendidos.

 

Si el alimento es Muy bajo en Gluten, pero lleva también la etiqueta Adecuado para celíacos puede dar lugar a error y que los celíacos que no lean detenidamente la información del producto resulten afectados.

También puede haber malentendidos en restaurantes que crean que están elaborando una comida sin gluten y la ofrezcan a sus clientes celiacos como segura.

La propia FACE se ha manifestado en contra de esta reforma en la normativa, alegando que atenta contra la seguridad alimentaria. Veremos en qué queda finalmente…