Chat

Macarrones de Trigo Blanco Ecológicos Castagno 500g

Imagen de Macarrones de Trigo Blanco Ecológicos Castagno 500g
1,66 €
1,39 €
-16%
Descuento
Cantidad

Compra antes de las 17:00h tu Macarrones de Trigo Blanco Ecológicos Castagno 500g y recibe tu pedido el Martes 20 de Noviembre.
volver a Pasta

ENVIO GRATUITO

A partir de 49.95€

DEVOLUCIONES

14 días naturales

MEJOR PRECIO

Garantizado

PAGO 100% SEGURO

En todas tus compras

Opiniones de nuestros clientes

No hay opiniones de nuestros clientes por el momento

Escribe tu opinión

Macarrones de Trigo Blanco Ecológicos Castagno 500g

100% ecológicos, sin lactosa ni huevo

Por qué comprar Macarrones de Trigo Blanco Ecológicos Castagno 500g

A simple vista, estos macarrones pueden parecer unos macarrones normales, no obstante son un plato de pasta italiana tradicional, que no contienen lactosa ni huevo, y que además están elaborados con trigo duro ecológico, por lo que su cultivo se ha realizado sin dañar el medio ambiente y sin utilizar pesticidas ni herbicidas. Ricos en hidratos de carbono, fibra y proteínas. ¿A que ya no te parecen unos macarrones corrientes?

Ingredientes

Sémola de trigo duro ecológica.

Información nutricional

Valor energético 1484Kj / 350kcal
Grasas1,7g
Grasas saturadas0,3g
Hidratos de carbono71g
Azúcares3g
Fibra alimentaria3,4g
Proteínas11g
Sal0g
Por cada 100g

Información sobre alérgenos

Icono de altramucesgluten
Icono de altramucessésamo
Icono de altramucessoja

Presentación

Envase de 500g

Modo de uso

Cocer en abundante agua hirviendo durante 5 minutos hasta que estén en su punto. Escurrir bien con agua templada y condimentar con mantequilla o aceite de oliva. Tus macarrones estarán listos para añadir chorizo, queso o la salsa que más te guste. Recicla su envase cuando no lo necesites.

Perfectos para prepara macarrones con chorizo, carbonara, con queso, o la receta de pasta italiana que más te guste. Son unos macarrones ecológicos que no contienen lactosa y que además son aptos para veganos. Prueba a añadirlos a tu ensalada favorita. Deliciosa, ¿verdad?